Sector funerario por países: conoce el mercado británico (I)

Análisis del sector funerario en Gran Bretaña
Foto de Joel Filipe en Unsplash
Estudios

A pesar de la incertidumbre provocada por la crisis del coronavirus y el proceso de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, las tarifas de los servicios funerarios en el mercado británico experimentan un crecimiento sostenido que se traduce en un aumento regular de los ingresos por parte de la industria en un sector cada vez más complejo, en buena parte debido a las diferencias culturales y religiosas de una sociedad cada vez más diversa y global.

Principales tipos de servicios funerarios

El sector funerario en Gran Bretaña desarrolla principalmente tres tipos de tareas: labores administrativas asociadas al funeral; trámites relacionados con el tratamiento del cuerpo, su transporte, entierro o incineración y, por último, la organización y celebración de la ceremonia o servicio.

Dentro de esas funciones, el mercado británico es muy variado debido en buena parte a las diferencias culturales existentes en el país. Por ese motivo, algunas funerarias permiten a sus clientes crear un plan a la medida de los deseos del fallecido, aunque la mayoría ofrecen tres tipos de servicios funerarios con una tarifa cerrada: el servicio estándar, el servicio simple y la cremación directa.

Servicios funerarios en el mercado británico

El servicio estándar es la opción más popular e incluye:

  • Recogida y transporte del fallecido: provisión de personal y un vehículo adecuado para recoger al difunto en el lugar de la muerte y transportarlo a las instalaciones funerarias.
  • Almacenamiento del fallecido en el depósito de cadáveres.
  • Cuidado del difunto: lavar y vestir al fallecido, colocar el cuerpo en un ataúd y registro de efectos personales.
  • Visualización del difunto en la capilla de descanso.
  • Provisión de un ataúd estándar.
  • Asesoramiento y apoyo al cliente para celebrar el funeral, así como los servicios legales y administrativos.
  • Gestionar los arreglos relacionados con el entierro, la cremación, el cementerio, iglesia y cualquier oficiante de ceremonia.
  • Organizar el pago de los desembolsos de terceros.
  • Provisión de coche fúnebre, limusinas y personal.
  • Embalsamamiento (a veces).

El servicio simple es más limitado y, por lo tanto, tiene un coste inferior. Incluye muchos de los elementos del servicio estándar aunque normalmente excluye el suministro de limusinas; no tiene opción limitada de fecha y hora para el funeral; no ofrece opciones de visualización; e incluye un ataúd básico con una oportunidad limitada o nula de mejora.

La cremación directa es un servicio sin asistencia de familiares ni ceremonia. Por lo general se dejan todos los trámites a la funeraria, que concluye su labor con la entrega de las cenizas del difunto. Como variante, también existe la cremación directa asistida, que incluye una pequeña ceremonia en la que están presentes los familiares del fallecido.

Crecimiento en la demanda de crematorios en el mercado británico

La cremación se ha convertido en la opción preferida por los británicos para despedir a sus seres queridos. El crecimiento de la demanda ha sido constante en los últimos 60 años, pasando del 35% de cremaciones en el año 1960 hasta más del 78% en 2018. El aumento de las incineraciones se debe principalmente a su bajo coste frente a la sepultura tradicional y también a la progresiva aceptación de este método por parte de la Iglesia Católica y Anglicana.

Como consecuencia del crecimiento de la demanda, el número de crematorios del mercado funerario británico también ha aumentado. Según cifras del gobierno británico, a finales de 2019, había 303 crematorios en el país. El desarrollo del sector de la cremación comenzó en 1930 y alcanzó su pico en la década de los 60 impulsado por las autoridades municipales que buscaban introducir una alternativa a los cementerios. En la década de los 80 se registró un nuevo crecimiento debido en buena parte a la proliferación de empresas privadas.

En el año 2018 se realizaron alrededor de 480.000 cremaciones, un 67% del total en instalaciones de autoridades locales. Ese predominio del sector público se ha reducido considerablemente en los últimos diez años, ya que las empresas privadas han asumido prácticamente todo el incremento de la demanda registrada en la última década. Con respecto a los ingresos percibidos por los proveedores de servicios de cremación, la gran mayoría proceden de tarifas estándar.

Tarifas de los servicios funerarios en Gran Bretaña

Según fuentes públicas, los británicos gastaron 2.000 millones de libras en servicios funerarios en el año 2018, con un total de 616.014 muertes registradas. La tarifa media de un funeral es de 2.500 libras, con una gran diferencia entre el coste de un entierro, que se sitúa en torno a las 2.268 libras y el de la cremación, que es de 1.170 libras. Otros servicios añadidos, no incluidos en el funeral básico, como las flores o catering, tienen un coste medio de 2.306 libras.

Las tarifas funerarias en el mercado británico han aumentado un 4,6% de media anual en los últimos trece años, teniendo en cuenta que un 1,7 de ese porcentaje se debe a la inflación. Los pagos a terceros en el caso de las cremaciones han aumentado un 5,6% (2,5% de inflación) mientras que el de los entierros ha subido un 7,4% (4,4% de inflación).

La mayoría de los funerales, un 84% en el año 2018, se encargaron y abonaron en el momento del duelo, mientras que un 26% optó por un plan prepago a través de un fondo fiduciario o una aseguradora. Los planes prepago aumentaron considerablemente entre los años 2002 y 2016, pero en los últimos cuatro años han registrado un descenso significativo.

Cómo se pagan los funerales

Método de pago Porcentaje
Dinero dejado/heredado del fallecido 34%
Ahorros personales 21%
Ahorros personales de otro miembro de la familia 12%
Tarjeta de crédito 10%
Tarjeta de crédito de otro miembro de la familia 6%
Efectivo, cheque o póliza de seguro de fuente desconocida 4%
Crédito bancario o de otro tipo 3%
Crédito bancario o de otro tipo a nombre de otro miembro de la familia 3%
Efectivo (fuente no especificada o no clara) 2%
Pago del Ministerio de trabajo y pensiones 1%
Cheque (fuente no especificada o no clara) 1%
Póliza de seguro (fuente no especificada o no clara) 1%
Subsidio o préstamo de beneficiencia 1%
Crowdfunding 1%
Otro método 4%
No sabe, no contesta 9%

*Fuente: encuesta de Ipsos a adultos mayores de 18 años que contrataron un servicio funerario en Gran Bretaña a partir de 2018

Irrupción de los servicios low cost funerarios

En los últimos cuatro años se ha registrado una nueva tendencia en el mercado funerario británico marcada por la irrupción de los servicios low cost como la cremación directa o el funeral simple. Los directores de funerarias destacan que esta opción, que suele costar entre 700 y 1.000 euros, experimenta una mayor demanda año tras año.

Empieza a manifestarse un aumento de demanda de funerales seculares y personalizados en detrimento de los tradicionales servicios religiosos.

La cremación directa consiste en un servicio sencillo sin velatorio, flores, alquiler de salas o traslado público del difunto. Los trámites sólo requieren una llamada telefónica y las empresas de servicios funerarios se encargan de recoger el cadáver, proceder a la cremación y entregar las cenizas a los familiares.

Según la funeraria británica SunLife Limited, las cremaciones directas apenas supusieron un 4% del total de las incineraciones realizadas en Reino Unido durante 2019. Sin embargo, numerosos expertos del sector insisten en que las opciones low cost están manifestando un rápido crecimiento reciente. El motivo, además de la búsqueda de tarifas económicas por parte de los clientes, es el aumento de demanda de funerales seculares y personalizados en detrimento de los tradicionales servicios religiosos.

Diferencias culturales y religiosas en los servicios funerarios

La diversidad cultural y religiosa son factores que los proveedores de servicios funerarios deben tener en cuenta en un mercado británico cada vez más plural y globalizado. Según las cifras de la Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido, el último censo realizado (2011) desvela que casi un 60% de la población se declara cristiana (católicos y anglicanos), un 25,7% atea o agnóstica, un 4,4% musulmán y un 1,3% asegura que practica el hinduismo seguido de otras religiones como el sijismo, el judaísmo y el budismo.

Tipos de servicios funerarios según la religión

Cada religión tiene sus propios ritos funerarios. Por ejemplo, los funerales hindúes y sij son casi exclusivamente cremaciones, mientras que las religiones musulmana y judía solo permiten el entierro. La religión católica otorga un mayor grado de libertad aunque aboga por el entierro como la mejor elección.

Tipos de servicio funerario según religión

En ocasiones estas tradiciones también influyen en el propio servicio funerario, como es el caso de la religión hindú, la sij o la musulmana, que requieren que la familia pueda lavar y vestir al difunto en las instalaciones funerarias. Otras creencias requieren vigilias nocturnas o incluso que el funeral se celebre en un periodo de tiempo determinado, generalmente no superior a las 24 horas desde el deceso.

A pesar de la creciente secularización de los sepelios, las empresas funerarias británicas son conscientes de la influencia que todavía mantienen los líderes religiosos. En muchas ocasiones ciertas congregaciones recomiendan a sus fieles recurrir a un proveedor de servicios determinado, también se encargan de recoger fondos para financiar los funerales o incluso celebran los sepelios en sus propias instalaciones. La mayoría de las mezquitas disponen de salas, morgue y una funeraria de confianza que se encarga del proceso y muchas sinagogas han contratado a una empresa para proporcionar a sus miembros un paquete estándar por una tarifa fija.

Las tarifas y los servicios funerarios a examen

Según se recoge en el informe sobre el mercado británico funerario publicado a finales de 2020 por la Autoridad Británica de la Competencia (CMA), el sector en este país presenta un funcionamiento poco óptimo en varios factores clave. Entre ellos, destaca la dificultad de los clientes para acceder a varios competidores así como un crecimiento desproporcionado de los precios, debido a la falta de información y al desconocimiento de las familias en el momento de la contratación de los servicios funerarios.

El mercado británico deberá, por lo tanto, responder ante diferentes recomendaciones que se pondrán en marcha una vez analizada la magnitud que el impacto de la Covid-19 ha tenido sobre el sector funerario en el país.

Suscríbete a la newsletter

Recibe los contenidos en tu email

También podría interesarte

Deja un comentario