10 habilidades que todo buen director funerario debe tener

Formación

Algunas de las habilidades necesarias para ser un buen director funerario tienen que ver con los conocimientos técnicos necesarios para el día a día, pero las virtudes más importantes son aquellas relacionadas con la gestión psicológica y emocional que implica ofrecer un buen servicio a las personas que están sufriendo por la muerte de un ser querido.

Director funerario: mucho más que gestionar un negocio

Las funciones de un director funerario abarcan todo aquello relacionado con la planificación, la dirección y la coordinación de una funeraria. Se encargan de organizar los servicios funerarios, mantienen un calendario adecuado al flujo de trabajo, supervisan la labor de embalsamadores y operarios de crematorios y vigilan el correcto mantenimiento de las instalaciones, todo ello con la vista puesta en el balance económico para tomar las decisiones necesarias que garanticen una buena trayectoria del negocio.

A primera vista, las funciones de un director funerario son similares a las de cualquier gerente, pero no podemos olvidar que este trabajo se desarrolla en un contexto sumamente complicado porque implica ofrecer una correcta atención a clientes afectados por el shock emocional que supone la muerte de un ser querido.

Por ese motivo, el director de una funeraria debe tener grandes habilidades psicológicas que le permitan entender muy bien a sus clientes. Se trata de un delicado y complejo equilibrio entre el talento comercial para vender un servicio funerario y la capacidad empática de ofrecer a los clientes seguridad, comprensión y confianza. Si se rompe ese equilibrio, el negocio fracasa.

Habilidades clave de un director funerario

Liderazgo

Una de las principales habilidades directivas es la de ser un buen líder. Debes ser capaz de construir un equipo y guiarlo para conseguir un objetivo. Esto implica también la habilidad de motivar a los demás y ser capaz de detectar sus debilidades y fortalezas para potenciar las partes positivas como haría un buen entrenador. Además, de un buen liderazgo nace la confianza. Tu equipo te seguirá sin dudarlo hacia la meta que tengas en mente.

Empatía

La empatía es la capacidad de percibir, compartir y comprender lo que otro ser puede sentir. En el caso de un director funerario, esta empatía debe ser hacia el resto de trabajadores o  colaboradores pero también hacia los clientes afectados por la muerte de un ser querido.  La empatía te ayudará a comprender las reacciones de las personas y te facilitará la venta de un servicio funerario de calidad en el que los clientes no sientan que sólo tratas de sacarles el dinero en un momento en el que son vulnerables.

Habilidades técnicas

Una de las principales causas de desasosiego entre los trabajadores es la percepción de que el jefe no tiene ni idea del negocio. Si quieres evitar que la sensación de barco a la deriva con un capitán incompetente al mando se extienda entre tus filas, debes adquirir las habilidades técnicas necesarias para guiar y orientar a los demás cuando sea preciso. No dudes en apuntarte a todos los cursos de formación que se te ocurran para aumentar tus conocimientos del sector funerario.

Saber resolver problemas

Un director funerario debe tener la habilidad de percibir cuándo hay un problema y averiguar la mejor manera de resolverlo. Debes ser capaz de observar tu entorno, escuchar a los que te rodean, analizar la situación para buscar la forma de ayudar y tomar una decisión. Esto no implica que debas ser infalible. Si tu decisión no ha solucionado el problema o ha generado uno nuevo, sigue intentándolo y aprende de tus errores.

Habilidad estratégica

Al hilo de lo anterior, la mejor manera de resolver un problema es evitar que este llegue a producirse. Tus habilidades estratégicas te ayudarán a establecer las prioridades de tu funeraria, desarrollar un plan de acción y anticiparte a esos errores y problemas que podrían haberse evitado con una buena planificación. Un consejo: aprende a diferenciar entre lo urgente y lo importante.

Estar al día de las novedades del sector

Un buen director de funeraria debe estar al día de los avances, novedades, cambios legislativos y tendencias del sector funerario. Quedarse anclado en el pasado y ofrecer una imagen desfasada puede suponer un error fatal para tu negocio. Las exposiciones y ferias profesionales son una gran herramienta para conocer de primera mano hacia dónde avanza el mercado. ¡Y no te olvides de World Funeral News! Aquí encontrarás toda la actualidad del sector funerario, completos estudios y recursos interesantes para mejorar la gestión de tu funeraria.

Habilidades comunicativas

Un director de funeraria exitoso debe saber expresar de forma eficaz lo que piensa, de forma oral y escrita. Debes saber cómo dirigirte a tus clientes y a tus empleados. También es esencial entender las diferencias en el tipo de lenguaje y de discurso dependiendo de tu interlocutor y conocer todos esos trucos y estrategias para aprender a hablar en público de forma eficaz. Y recuerda que para una comunicación eficaz, la primera regla es saber escuchar.

Disciplina

Un director funerario se encarga de supervisar y organizar el trabajo de la funeraria. Esa función requiere una gran disciplina personal. Puedes ayudarte de herramientas como la clásica agenda, un listado de tareas diarias y un horario razonable con una gestión del tiempo eficaz. Comienza por intentar llevar una vida lo más ordenada posible, tu propia disciplina personal te ayudará a mantener el orden en el trabajo. No te olvides de cuidar los detalles.

Mente de principiante

La experiencia, sin duda, es uno de los grandes valores que favorecen una buena gestión del negocio funerario. Pero hay algo igualmente importante que se conoce como “mente de principiante”. Intenta recordar cómo te sentiste cuando comenzaste en este negocio, toda la ambición, ilusión y nuevas ideas que traías contigo. Sigue desafiando ese absurdo argumento de “porque siempre se ha hecho así”.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse a situaciones adversas. Seguramente has experimentado cómo la pandemia de covid-19 te ha puesto a prueba de una forma que nunca imaginaste. La habilidad de adaptarse al cambio, guiar a tu equipo y afrontar las dificultades con optimismo es imprescindibles para poder seguir adelante.  

Opciones de formación para gerentes de una funeraria

Todas y cada una de las habilidades que deben tener los directores funerarios se pueden aprender y mejorar con una buena formación, práctica y esfuerzo. Existen multitud de cursos funerarios que puedes complementar con formación especializada en gestión de empresas y técnicas de liderazgo.

Si estás pensando en ser director funerario, debes optar por los estudios necesarios para obtener tu licencia estatal obligatoria para ejercer, como sucede en Estados Unidos. Si la legislación de tu país no exige una formación concreta, lo más recomendable es realizar un curso de agente funerario o un grado de experto en gestión de servicios funerarios. Dependiendo del tipo de clientela que tengas, puedes complementarlo con un curso en ceremonias y protocolos para conocer y comprender mejor los distintos tipos de servicios religiosos que puedes ofrecer en tu funeraria.

Si lo que deseas es potenciar las habilidades necesarias para ser un buen director de funeraria aquí tienes algunas opciones:

  • Márketing empresarial
  • Coaching para Managers
  • Curso de liderazgo y toma de decisiones
  • Competencias digitales para profesionales
  • Aprende a hablar en público
  • Contabilidad Financiera y Empresarial
  • Curso de Gestión de Calidad
  • Curso de Prevención de Riesgos Laborales
  • Inteligencia emocional

Suscríbete a la newsletter

Recibe los contenidos en tu email

También podría interesarte

Deja un comentario